El coronavirus en Latinoamerica

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Coronavirus: mira cГіmo se ha extendido el virus en LatinoamГ©rica

Luego de que Brasil se convirtiera en el primer paГ­s en presentar un caso de coronavirus, ahora ya son 13 paГ­ses que presentan contagiados.

Hace algunas semanas Brasil fue el primer paГ­s en presentar el primer contagiado confirmado de coronavirus en LatinoamГ©rica, siendo la antesala de toda la situaciГіn que se vive actualmente.

Esto en relaciГіn a que, a dГ­a de hoy, son mГЎs de 15 paГ­ses que presentan casos: Brasil, MГ©xico, Ecuador, RepГєblica Dominicana, Argentina, Chile, PerГє, Colombia, Paraguay, Costa Rica y PanamГЎ.

La suma del total de contagiados en todos los paГ­ses suma 235, en una RegiГіn donde actualmente viven 626 millones de habitantes.

Coronavirus en LatinoamГ©rica

Si vamos al detalle, el total de contagiados (hasta hoy) en toda LatinoamГ©rica corresponde solo al 0,1% del la cifra total de contagiados en el mundo, que ya asciende a mГЎs de 110.000. Fue la propia OrganizaciГіn Mundial de la Salud (OMS), quienes detallaron estas cifras durante la jornada de ayer.

Es mГЎs, si realizamos una comparaciГіn de las cifras de contagio en LatinoamГ©rica con respecto a las de Europa, nuestro continente se encuentra muy detrГЎs aГєn. Recordemos que, solo en Italia, ya se registran mГЎs de 21.000 contagiados con un total de 1.445 fallecidos.

En el caso de Estados Unidos, la situaciГіn es un poco mГЎs estable que LatinoamГ©rica, pero en sumatoria sigue siendo mГЎs ya que los contagiados en el paГ­s del norte ya alcanzan losВ 2.430.

A la fechas, el virus ya supera los 154.000 casos de infectados por la enfermedad, estando presentes en mayor cantidad en China, seguido por Italia, paГ­s que en solo alguna semanas ya ha registrado una alta cantidad de fallecidos. Volviendo a LatinoamГ©rica, segГєn la OMS, un total de cinco paГ­ses ya presentan casos de transmisiГіn local, situaciГіn que es aГєn mГЎs preocupante que los contagios en el extranjero.

LatinoamГ©rica con coronavirus, pero aГєn no grave

AГєn no se sabe con ciencia cierta como serГЎ el comportamiento del virus en la RegiГіn luego de que comience el cambio de estaciГіn, principalmente en los paГ­ses ubicados al Cono Sur, como lo son Argentina y Chile.

SegГєn Paul Hunter, expertos perteneciente a la Universidad de East Anglia en el Reino Unido, son cuatro los factores que se deben cumplir para generar mayores posibilidades de propagaciГіn: El clima, densidad poblacional, capacidad de sistemas de salud y la suerte.

A continuaciГіn te presentamos una lista del total de contagiados hasta el 9 de marzo en LatinoamГ©rica:

Este grГЎfico representa el crecimiento que ha tenido el COVID-19 en la RegiГіn desde que se confirmГі el primer caso en Brasil, el 26 de febrero pasado.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

El factor climГЎticos es, segГєn el experto, uno de los grandes factores para que la enfermedad se estГ© distribuyendo un mГЎs lento en en LatinoamГ©rica. En la zona del Hemisferio Sur, todavГ­a se vive el verano, aunque ya quedan menos dГ­as para este finalmente concluya.

En palabras de Hunter «Si se comporta como la influenza y los virus gripales, es de esperar que en Г©poca de verano bajen los casos, y ese es un factor a considerar«. Sin embargo, la gran prueba para el continente serГЎ para el comienzo de los meses de frГ­o, que se extenderГЎ desde abril hasta agosto, fecha en la que es mГЎs que seguro se registre un aumento en los casos.

Para esta situaciГіn, las palabras del experto son las siguientes «Creo que durante el invierno van a subir(….) lo mГЎs probable es que se vean mГЎs casos en la medida que se vaya acercando el Invierno.»

¿Cuál es la situación del coronavirus en América Latina?

México, Brasil, Ecuador, Argentina, Chile y República Dominicana son los países que presentan casos.

Vista de los pasajeros en el aeropuerto internacional de São Paulo (Brasil). La precaución se toma tras detectar en Brasil el primer caso de coronavirus en América Latina.

América Latina

Virus de Wuhan

Coronavirus

Encuentra la validación de El Cazamentiras al final de la noticia.

El saldo mundial de la epidemia del nuevo coronavirus sobrepasó este lunes los 3.000 muertos, mientras que en Italia y Corea del Sur se dispararon los contagios. Por su parte, las autoridades chinas anunciaron 42 nuevos fallecimientos, lo que elevó el número de muertos en el país a 2.912. Pero ¿cómo está la situación del virus en América Latina y en qué países hay casos registrados?

El número de infectados con el nuevo coronavirus en México subió este domingo de cuatro a cinco, tras el reporte de un caso adicional, confirmado en el estado de Chiapas (sureste), según informó el Gobierno. «Los cinco casos han sido de sintomatología muy leve», dijo en conferencia de prensa José Luis Alomía, director general de Epidemiología.

El último caso, reportado este domingo, es el de una mujer que, como los otros cuatro informados, viajó a Italia. «Son casos importados», reiteró el funcionario. La particularidad de la mujer de Chiapas es que se contagió estando en Italia y volvió al país sin síntomas.

Sin embargo, fue contactada por otra mujer diagnosticada que se encuentra en el estado de Coahuila, norte del país, y fue sometida a las pruebas. «Como dio positivo, de todas formas fue aislada», explicó Alomía.

El número de casos sospechosos pasó de ocho a 11 entre sábado y domingo

Por otra parte, se informó que el número de casos sospechosos pasó de ocho a 11 entre sábado y domingo. Además de las dos mujeres, hay tres hombres infectados. De este grupo hay solo uno hospitalizado, mientras que tres están aislados en sus casas y otro en un hotel.

Como las dos mujeres, los otros tres contagiados también viajaron a Italia, por trabajo.

Dos de ellos, de 35 y 59 años, se encuentran en la Ciudad de México, y el otro, de 41, está en el estado norteño de Sinaloa. Todos tuvieron contacto con un ciudadano de Bérgamo durante una convención que habría contraído el virus en Malasia.

Las autoridades argentinas confirmaron este martes el primer caso de coronavirus en el país, un hombre que llegó el pasado domingo de un viaje por el norte de Italia y otros puntos de Europa.

El ministro de Salud argentino, Ginés González García, informó en una rueda de prensa que el hombre, de 43 años y nacionalidad argentina, se encuentra ingresado en una clínica privada de Buenos Aires.

El hombre contagiado declaró que vive solo y que no tuvo contactos estrechos con otras personas

El paciente consultó de inmediato al presentar síntomas -fiebre alta, tos y dolor de garganta- y fue atendido en un centro de salud privado, donde fue aislado y se le tomaron muestras para confirmar la enfermedad.

El hombre contagiado viajó de regreso a Argentina en primera clase de un vuelo procedente de Italia. «Se está investigando a los contactos estrechos del vuelo, identificarlos, contactarlos y definir en función de dónde estén el seguimiento que se les va a hacer ante un contacto con un caso confirmado», indicó la secretaria de Acceso a la Salud de Argentina, Carla Vizzotti.

El ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán González Bernaldo de Quirós, detalló que el hombre contagiado declaró que vive solo y que no tuvo contactos estrechos con otras personas.

Chile confirmó este miércoles su segundo caso de coronavirus y empezó a coordinar acciones para afrontar la epidemia con otros países de Sudamérica. La paciente es la esposa del primer infectado, que fue reportado el martes en el país, un médico de 33 años con quien había viajado durante casi un mes por el sudeste asiático además de pasar por algunos países europeos.

«Efectivamente se ha confirmado el segundo caso en nuestro país», dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich, que precisó que, al igual que su marido, la mujer se encuentra en buenas condiciones de salud y en aislamiento en su casa de la localidad de San Javier, a unos 350 km al sur de Santiago.

Chile aumentó las medidas en sus aeropuertos, tras reportar dos casos de coronavirus en ciudadanos que llegaron de un viaje por Asia y Europa.

La mujer sintió los primeros síntomas ligeros mientras todavía se encontraba de viaje, explicó Mañalich. Ambos llegaron a Chile el 25 de febrero, y una semana después el hombre comenzó también a sentir los síntomas de forma bastante leve.

Como consecuencia de las interacciones de la pareja antes de que se confirmara el diagnóstico, el ministerio de Salud mantiene en observación a 82 personas.

La cifra de infectados con el nuevo coronavirus en Ecuador subió a diez este miércoles, luego de que se confirmaron los contagios de ocho personas del núcleo familiar de una mujer que llegó de España y cuyo caso fue reportado el sábado como el primero en el país.

Ante el aumento del número de casos, y la inquietud creciente entre los ecuatorianos, el presidente Lenín Moreno intentó llevar calma en un mensaje por cadena nacional. «La peor epidemia es el pánico», dijo. «Vamos a superar esta epidemia con decisiones correctas, con confianza en las autoridades del ramo».

El Ministerio de Salud Pública de Ecuador refuerza con su personal los controles sanitarios en el aeropuerto internacional Mariscal Sucre de la capital.

Junto al mandatario, Gina Watson, representante de las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS y OMS), enfatizó en que «no debe haber alarma, temor y pánico» ante la enfermedad.

El primer caso confirmado fue el de una ecuatoriana de 71 años que vive en el municipio español de Torrejón de Ardoz (comunidad de Madrid) y que llegó a Guayaquil, tras hacer escala en el aeropuerto que sirve a Quito, sin mostrar síntomas.

La mujer continúa en «cuidados intensivos» en un hospital guayaquileño, y «su pronóstico sigue siendo reservado», señaló la cartera de Salud en un comunicado.

Tras el primer caso de covid-19 en Ecuador, la vigilancia epidemiológica se amplió de 149 a 177 personas que mantuvieron contacto con la mujer que está hospitalizada.

La ministra de Salud, Catalina Andramuño, informó en rueda de prensa sobre los nuevos casos de coronavirus en Guayaquil (Ecuador).

Un paciente brasileño del que se sospechaba que había contraído coronavirus en un reciente viaje de crucero por Argentina, y cuyo caso era investigado por las autoridades sanitarias, murió en la ciudad de Nova Friburgo, en el estado de Río de Janeiro, informaron este domingo fuentes oficiales.

El caso no era considerado todavía oficialmente como sospechoso por el Ministerio de Salud, pero era acompañado por la Secretaría Municipal de Salud de esa localidad en la región serrana de Río de Janeiro, que remitió los exámenes a la cartera ministerial, encargada de las estadísticas y divulgación de datos.

A pesar de los dos casos contabilizados en el país, no existe evidencia de circulación del virus en territorio nacional

El paciente, de 60 años y quien murió el sábado, estaba internado y aislado en el Hospital Raúl Sertá de Nova Friburgo junto a una mujer de 65 que lo acompañó en el crucero.

Además, el sábado, el Ministerio de Salud de Brasil confirmó el segundo caso de
coronavirus
con un paciente que presentó los síntomas después de retornar de viaje de Italia y señaló que, a pesar de los dos casos contabilizados en el país, «no existe evidencia de circulación del virus en territorio nacional».

El primer caso confirmado en el país fue el de un hombre de 61 años que estuvo entre el 9 y el 21 de febrero pasado en Lombardía, en el norte de Italia, y luego emprendió su regreso desde Milán, pasando por París, donde hizo una conexión rumbo a São Paulo. Su diagnóstico fue confirmado el miércoles pasado, lo que supuso el primer caso de coronavirus en América Latina.

Sumado a estos casos, el Ministerio de Salud de Brasil informó el sábado que además de los dos pacientes confirmados investiga otros 207 casos «sospechosos» de coronavirus en el país, la mayoría de ellos localizados en el estado de São Paulo (91), y que ya descartó 79 en todo el territorio nacional.

Pasajeros usan máscaras como precaución contra la propagación del nuevo coronavirus durante su llegada al aeropuerto internacional de São Paulo (Brasil).

Un viajero italiano es el primer caso confirmado del nuevo coronavirus en la República Dominicana, según informó este domingo el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas.

El hombre, de 62 años, llegó el pasado 22 de febrero al país caribeño, procedente de Pesaro (Italia). Dos días después comenzó a presentar síntomas de fiebre, tos persistente y malestar general, por lo que fue aislado, dijo Sánchez en rueda de prensa.

Al ser sometido a exámenes dio positivo en covid-19, así como en influenza B, y su estado es estable, agregó. De esta manera, la República Dominicana se convierte en el cuarto país latinoamericano en registrar casos del nuevo coronavirus, luego de Brasil, México y Ecuador.

Vista del hospital militar Ramón de Lara, donde se encuentra internado un turista italiano de 62 años, tras haber sido diagnosticado como el primer caso de coronavirus en la República Dominicana.

Sánchez informó que se esperan resultados de pruebas realizadas a otro posible contagiado, un ciudadano francés que comenzó a presentar síntomas de fiebre y tos el viernes, nueve días después de ingresar a la República Dominicana. Ambos están en cuarentena.

En las últimas semanas, unas 30 personas han estado en vigilancia epidemiológica en la República Dominicana, tras llegar provenientes de China u otros países con alta incidencia de coronavirus. Salvo el italiano y el francés aislados, ninguna ha desarrollado síntomas, según el Ministerio de Salud Pública.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

Virus e incertidumbre en Latinoamérica

Con el nuevo coronavirus, igual que con el resto de amenazas epidemiológicas, haríamos bien en ponernos manos a la obra evitando la tentación dramática

Hay un nuevo virus en el mundo, y la pregunta que todos nos hacemos es la misma: ¿cuándo llegará cerca nuestro? El nCoV (siglas para “nuevo coronavirus”) nació a miles de kilómetros de Latinoamérica, en una región remota: ninguna ciudad del continente se cuenta entre las que reciben más visitas desde las provincias chinas afectadas según un estudio detallado. Y, sin embargo, las búsquedas en Google sobre “coronavirus” se han disparado en los últimos días.

En todos los casos, la alarma viene por algún caso sospechoso. Medios y audiencia están (estamos) a la caza del paciente cero latinoamericano del nCoV. Ya hemos tenido varios descartes: uno en la fronteriza Tamaulipas, otro en Cali, otro más en el norte de Argentina, varios en Brasil bajo estudio ahora mismo. Lo más probable es que dicho caso llegue, tarde o temprano. Todo avanza tan rápido que es posible que cuando lea estas líneas ya lo tengamos entre los titulares del periódico. Pero, ¿qué querrá decir eso exactamente? ¿Qué significará para la región que haya importado un virus respiratorio aún poco conocido?

El deseo de drama

Nuestro cerebro percibe mejor los riesgos si los define de manera dramática. Necesitamos un personaje (la enfermedad) y un cambio drástico en el transcurso de los acontecimientos (la rutina diaria) para ponernos alerta. Pero la enfermedad raras veces se comporta conforme a este guión hollywoodiense, por mucho que nos empeñemos en colocarla dentro del relato. Tomemos, por ejemplo, la epidemia de gripe a (porcina) nacida en México en abril de 2009. De una semana para otra, la atención del país (y del mundo entero) se volcó sobre cuatro caracteres: H1N1. Una sensación de emergencia se contagió rápidamente, como movida por impulsos eléctricos, reflejándose por ejemplo en las correspondientes búsquedas de Google. Pero la evolución propia de la epidemia fue sustancialmente más gradual.

Lo que es más: poco a poco, los equipos científicos fueron destilando el impacto real agregado del virus, imponiendo en paralelo las medidas de contención y respuesta necesarias. Al final, se trató de una enfermedad contagiosa, sí, y sorprendentemente peligrosa para los más jóvenes (cuando la gripe suele afectar sobre todo a los mayores de 65). Pero no supuso la catástrofe en mortalidad que nuestras mentes querían dramatizar: según una estimación del Centro de Control de Enfermedades de los EEUU, el H1N1 acabó con la vida de aproximadamente las mismas personas que la gripe de temporada, manteniéndose por debajo de otras pandemias en el pasado.

Nuestro cerebro, sin embargo, sigue empeñado en buscar dramas así sea en los números aparentemente fríos. Una de estas cifras, que ha captado la atención de la audiencia en las redes sociales sobre el nCoV, es el conocido como R0: la media de personas que se contagiarán desde otra ya infectada por una enfermedad. Apenas llevábamos unas semanas de epidemia cuando varios epidemiólogos sacaron sus estimaciones. Algunos se agarraron a las cifras más altas para, una vez más, hacer sonar la alarma con mensajes del estilo “cada afectado por coronavirus contagiará a tres personas”. Pero la verdad es que dichas estimaciones eran considerablemente variables. Siempre lo son: incluso con enfermedades bien conocidas, el valor del R0 cambia enormemente según el estudio.

Es apenas normal: al fin y al cabo, una enfermedad puede comportarse de manera muy distinta según el contexto social en que se desarrolle. No será lo mismo un brote vírico en un lugar sin condiciones higiénicas y de alta densidad poblacional, que en una zona rural poco habitada. Es por ello que incluso las más contagiosas, como el sarampión, ofrecen rangos enormemente amplios de contagio. Además, no olvidemos que las medias pueden ser engañosas: si resulta que el valor de contagio del nCoV en China es de 2, esta cifra es tan compatible con la idea de mil infectados transmitiéndole el virus a dos personas cada uno, como el escenario extremo de diez “super-contagiadores” que afectan a cincuenta personas más cada uno (porque su trabajo les pone en contacto con mucha gente, porque aún no había aislamiento, o por otras razones) y otros novecientos noventa que contagian a menos de una persona per capita. Mientras el primer escenario garantizaría un contagio exponencial, en el segundo el control del virus sería mucho más sencillo una vez uno identifica las condiciones que favorecen la transmisión masiva. Entre ambos extremos hay todo un mundo de posibilidades que no conocemos, y que condicionará cuándo y cómo llegará el nCoV a Latinoamérica.

En realidad, lo que nos enseñan estos números es que la incertidumbre es un aspecto ineludible cuando hablamos de epidemias. El drama es, de hecho, una manera de reducirla: si tenemos un enemigo claramente identificable, el miedo se convierte en certeza. Pero este mismo sesgo es el que nos hace menospreciar o ignorar aquellos riesgos a los que ya nos hemos acostumbrado. Incluso cuando sufren un repunte preocupante.

Las otras epidemias

Hablemos, por ejemplo, del mentado sarampión. En 2020 hubo menos de cien casos en el continente americano. Dos años después la cifra se había multiplicado por ciento sesenta: unos 16.000, contabilizados por la OMS, la mayoría localizados en Brasil. En 2020 Sao Paulo registró la primera muerte por esta enfermedad en dos décadas. La falta de cobertura de vacunación completa y eficaz fue la principal causa.

La malaria, contagiada a través de mosquitos en ciertas zonas tropicales, es otro caso de retorno de un adversario que nunca se fue del todo. Pero aquí el peso del repunte corresponde a Venezuela, que acaparó más de la mitad del total de los casos en 2020.

Curiosamente, aunque ambas enfermedades han llamado desproporcionadamente la atención en los respectivos países durante la última mitad de 2020, tanto en Brasil como en Venezuela la mirada (medida por búsquedas de Google) giró rápidamente al coronavirus a principios de 2020, confirmando que nada supera a una buena, nueva historia de miedo e incertidumbre.

Así, pese a que nuestra atención siga lógicas distintas, mientras ciertas enfermedades están muy disminuidas o casi desaparecidas en la región (el cólera es un buen ejemplo de éxito), otras se mantienen con cifras similares (tuberculosis: en torno a 280.000 casos en todo el continente americano año tras año durante todo el siglo XXI) o, como las anteriormente referenciadas, incluso recuperan terreno perdido. A la hora de buscar causas, no hay respuestas sencillas. Las enfermedades transmitidas por mosquitos ofrecen un buen ejemplo. Varios médicos venezolanos sobre el terreno se han quejado de la ausencia de fumigaciones encabezadas por el estado que otrora servían para diezmar la malaria. Pero la fumigación no lo es todo: como se preguntaba en su editorial de marzo de 2020 la revista del Instituto Nacional de Salud de Colombia, del Zika (otro virus contagiado por picaduras) en Colombia y Brasil, ¿realmente cómo de efectivo es fumigar en lugares que no reúnen las condiciones de salubridad (acueducto, recolección de basuras) mínimas? El director del Instituto de Salud y Ambiente de la Universidad del Bosque, Víctor Olano, apuntaba en un ejemplar posterior de la misma publicación la necesidad de garantizar estas coberturas mínimas en las áreas rurales como primera línea de fuego contra otra enfermedad aún presente en el continente: la fiebre amarilla.

Una reflexión similar podremos hacer en su día con el nCoV: aunque es probable que toda la atención mediática se centre en el diseño de nuevos fármacos, las medidas de control básico de proliferación (identificación temprana de casos con su correspondiente aislamiento) y el mantenimiento de sistemas inmunológicos sanos son las estrategias más eficaces, pero menos espectaculares. Igualmente, la mejor manera de prevenir que este tipo de epidemias florezcan es la implementación de protocolos higiénicos en el tratamiento de animales por parte de humanos, algo en lo que los poderes públicos también tienen mucho que decir y hacer.

Múltiples batallas

La guerra contra las epidemias no es, en definitiva, una cuestión de una sola batalla dramática por el destino de la humanidad. Tampoco lo será con el nCoV, como no lo fue con el H1N1 (que, aunque disminuido, sigue entre nosotros).

La moraleja es que, como decía el médico divulgador sueco Hans Rosling, debemos domar nuestra sed de drama y reenfocar atención, esfuerzos, dedicación hacia aquello que puede realmente tener un impacto positivo. En el caso de las enfermedades infecciosas, las vacunas, los protocolos e infraestructuras de salubridad, la investigación y la existencia de mecanismos de respuesta a nivel internacional son nuestros mejores aliados. Mientras los dos primeros puntos son los que nos ayudarán a combatir las enfermedades ya conocidas, investigación y capacidades supra-estatales son particularmente cruciales cuando estamos ante una enfermedad nueva. Consciente de ello, la Organización Mundial de la Salud acordó un marco de referencia regulatorio internacional en 2005 para asegurar el compromiso con unos estándares comunes en la región, y en el mundo entero. Año a año, la propia OMS mide el grado de implementación de las regulaciones en cada país.

Aunque hay diferencias obvias en la región, la concordancia es considerable. Existen algunos puntos preocupantes en lo que respecta a preparación, y ciertos países se encuentran llamativamente por detrás del resto. Además, es importante remarcar que estas cifras de la OMS no miden la calidad ni el estado efectivo de los sistemas sanitarios sobre el terreno. Algo en lo que, por ejemplo, Venezuela puntuaría muy por debajo del resto dado el deterioro sufrido por sus instalaciones con la crisis de los últimos años. Lo único que indican estos datos es que, sobre el papel, el continente dispone de muchas de las herramientas de gobernanza necesarias para enfrentar una nueva epidemia. Ahora bien, para saber cuál será su traducción exacta a la realidad sólo podemos esperar.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público.

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Opciones binarias: estrategias, robots e indicadores
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: